Altas Capacidades
461
page-template-default,page,page-id-461,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Altas Capacidades

Altas Capacidades

«Siempre fue muy precoz» «Ya me decían que iba a ser superdotada» «Se ríe de sus compañeras cuando sacan malas notas», «Me dicen que tiene altas capacidades, pero sus notas cada vez son peores».

Si bien es cierto que a priori un niño o niña con altas capacidades no debería de tener ningún tipo de angustia o sufrimiento aparente, en el día a día cuando estamos ante un niño con altas capacidades nos encontramos con algunas características que generan cierto malestar en el pequeño, tales como: intensidad emocional y sensorial, baja tolerancia a la frustración, alta demanda afectiva, hipersensibilidad psicomotriz o sensorial, son niños que cuestionan en todo momento a la autoridad y suelen ser muy distraídos.

Todo lo mencionado anteriormente provoca un volcán en erupción en cada familia con un hijo de altas capacidades, es por ello que lo primero y más fundamental es recibir un diagnóstico certero, para después poder realizar una intervención terapéutica en todos esos aspectos colaterales de los que hemos hablado.

1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by